¿Tu perro no quiere comer?

Las causas para que un perro pierda el apetito pueden ser muchas, aunque tal vez, nunca lo hayas escuchado, los perros también sufren de anorexia. No es muy común que se dé, pero existen casos, principalmente cuando la mascota está llegando a la vejez. Sin embargo, esto solo lo puede diagnosticar un médico veterinario, luego de una serie de exámenes físicos.

Pero tranquil@, las causas también pueden ser más simples de lo que te imaginas. Hoy te hablaré de mi experiencia con este problema, desde otro punto alejado de la enfermedad.

Antiguamente la alimentación de los perros no era tan controlada como ahora. De hecho la mayoría de mascotas eran alimentadas con comida casera. En mi caso, alimentaba a mis perros con comida hecha en casa, pero baja en condimentos, por ejemplo: sopa con presas de pollo y sin sal.

Claro, luego me informé mejor y entendí que este tipo de comida no es tan nutritiva para las mascotas, incluso puede llevarla a enfermarse, sobre todo si usamos insumos que para ellos son alérgicos. Por otro lado, al no llevar una control de la cantidad de comida que se le da, exponemos a nuestras mascotas al sobrepeso. Esto puede pasar con la comida especial para mascotas también.

¿Y esto qué tiene que ver con que tu perro no quiera comer?

Tranquilo, ahora te cuento. Actualmente todos mis perros son adoptados, desconozco que tipo de alimentación llevaron antes, pero puedo intuir que uno de ellos, coincidentemente el único que es de raza, fue alimentando con comida para perro, porque todos los demás simplemente no quieren comer. Pueden tener sus platos llenos de comida y no lo tocan.

¿Por qué pasa esto?, sucede que una vez que los perros se acostumbran a comer un tipo de comida es muy difícil que quieran comer algo diferente. Pero, ¡calma!, así como se acostumbraron a la comida casera pueden acostumbrase a su nueva comida.

¿Qué debes hacer?

  • Antes que todo, prueba con diferentes marcas de comida y sabores. No necesariamente es que no le guste la comida para perro, sino que no le gusta la que estás comprando.
  • Si ya has probado de todas las marcas y tipos, sancocha un poco de hígado y mézclalo con su comida; esto hará que engañes al paladar de tu perro, ya que es lo más cercano que encontrará a la comida casera, además de ser un gran alimento. Ten en cuenta que debe ser poco, tampoco exageres, no queremos que tu perro se vuelva obeso. Siempre balancea la comida.
  •  Si no tienes tiempo de sancochar hígado todos los días, como en mi caso, puedes comprar latas de paté o hígado para perros. Esto les encanta, te lo aseguro, y no es muy costoso.

A tener en cuenta:

  • Si has decido cambiar la alimentación de tu perro, por la recomendada, revisa siempre la parte posterior de la bolsa que compres, ahí encontrarás las medidas exactas acorde al tamaño de tu mascota
  • Ten en cuenta también que existen presentaciones, es decir: para cachorros, perros pequeños, medianos y grandes. Básicamente se diferencian en el tamaño de la croqueta que va a acorde al tamaño de sus dientes y mandíbulas; en el caso de los cachorros tienen más nutrientes que ayudarán a su desarrollo.

Fuente Anorexia canina: 

Mascotadictos

Renzo Vilela Eyzaguirre
Sígueme

Renzo Vilela Eyzaguirre

Estudiante at ISIL
Estudiante de comunicación integral y amante de los animales.
Renzo Vilela Eyzaguirre
Sígueme

Latest posts by Renzo Vilela Eyzaguirre (see all)